CONVERTIR UN VEHÍCULO EN HÍBRIDO CON MOTORES ELÉCTRICOS EN LAS RUEDAS

Podría ser la solución cuando las ciudades empiecen a limitar el tráfico: convertir coches y quizás motos de gasolina en híbridos a base de montarles motores eléctricos en las ruedas. Ésta es la propuesta de Protean Electric.

Esta empresa británica, Protean Electric, lleva casi una década desarrollando esta tecnología. La idea es sencilla y otros, como la misma Michelin, también la han probado o están en ello: en lugar de tener un motor centralizado y transmisiones que de alguna forma llevan la potencia hasta las ruedas, se trata de tener el motor en la misma rueda. Muchas bicicletas eléctricas (con asistencia) y algunas motos o scooter eléctricos también aprovechan la ventaja de un sistema tan simple: montan el motor en el buje de la llanta en la rueda trasera. El gran par de arranque de los motores eléctricos, y su margen de giro desde bajas a altas revoluciones, permite eso pues no necesitan ni embrague ni cambio de marchas.

Los motores que desarrolla Protean están pensados para coches, y pueden alcanzar hasta 111 CV de potencia ¡por rueda! Son motores eléctricos síncronos, con imanes permanentes: un estátor parecido al de un alternador está fijo y el buje con los imanes gira alrededor suyo. Según los británicos un sistema completo de propulsión para dos ruedas pesa 72 kg en total, incluyendo los motores en sí, cableado y centralita de control, y también los discos y pinzas de freno, que no pueden ser los originales del coche dado el espacio que necesita el motor. Como cualquier motor eléctrico éstos también actúan en retención (devolviendo energía a la batería) pero en caso de frenada fuerte sigue siendo necesario el disco tradicional.

Pese a su sencillez conceptual, Protean no ha conseguido que sus motores en las ruedas sean más baratos que un motor eléctrico centralizado más unas transmisiones convencionales. Su ventaja estriba en poder añadir propulsión eléctrica a un coche de gasolina o diésel, entendemos que reforzando el sistema eléctrico: cambiando el alternador por otro (mucho) más potente, y montando algunas baterías extra

¿Podría servir en una moto o scooter? Un motor de potencia suficiente montado en la llanta trasera no supondría un incremento de peso grave y podría moverla hasta 30 km/h para zonas peatonales o de tráfico muy limitado. Durante cuántos kilómetros es otro tema, pues en la mayoría de motos es muy complicado encontrar espacio para las baterías necesarias si se quisiera una autonomía de algo más que un puñado de kilómetros…

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s