HISTORIA DE LAS MOTOCICLETAS: ORIGEN Y EVOLUCIÓN

Suele pasar que nos acostumbramos a vivir de una manera concreta y dejamos de preguntarnos el por qué de las cosas. Puesto que nos apasionan las motos, consideramos que es importante mantener despierta la curiosidad. Por ello, en este post haremos un breve repaso sobre la historia de las motocicletas.

El nacimiento de la motocicleta

La historia de las motocicletas, como cualquier otra, tiene un punto de partida. Esto es, el nacimiento de la primera moto. Aunque inicialmente era considerada como una bicicleta con motor, este concepto fue cambiando según avanzaba su funcionamiento.

De esta manera, la historia de las motocicletas comienza en abril de 1818, por lo que este año se cumplirán 200 desde su creación. Esta bicicleta con caldera de vapor recibió el sencillo nombre de vélocipédraisiavaporiana, y su presentación tuvo lugar en París. Sí, lo de sencillo era pura ironía…

Desde su aparición, y durante más de 50 años, la motocicleta no pasó de ser un aparato novedoso y singular, pues carecía de funcionalidad. En 1855 Heinrich Hildebrand combinó un velocípedo con un motor de vapor, dando lugar a la primera motocicleta. Sin embargo, su invento no tendría mayor trascendencia.

Fue a partir de 1869 cuando la historia de las motocicletas empezó a cambiar. Aun siendo lentas y con constantes averías, se creó una moto a vapor con un único cilindro y transmisión trasera por correa.

La historia de las motocicletas en kilómetros por hora

A partir de esta singular creación, la historia de las motocicletas comenzó a inclinarse hacia lo que hoy conocemos. En 1875, un triciclo a motor lograba alcanzar los 20 km/h, con un recorrido de 60 kilómetros.

En los años posteriores, la historia de las motocicletas no está del todo clara. Se consiguió la primera patente para una motocicleta que funcionaba con un motor de combustión de aire e hidrógeno. Se pasaría luego a un motor de combustión interna en ciclos de 4 tiempos, sin saber con exactitud quiénes fueron los creadores.

El motor con gasolina o la refrigeración por aire o agua vendrían después. En 1892, la historia de las motocicletas volvió a cambiar, de la mano nuevamente de la familia Hildebrand. Se fabricaron 1.000 unidades de una motocicleta de 2 cilindros y gasolina. Había que arrancarla pedaleando y empujando, pero alcanzaba los 35 km/h.

No se vendió demasiado bien, a diferencia del modelo de los hermanos Werner de 1896: 30 kg que podían recorrer 130 km en poco más de 3 horas. Fueron ellos quienes diseñaron la forma de la moto como la conocemos hoy día. Sin embargo, no obtuvieron ningún beneficio económico en vida.

A partir de ahí, en 1905, la historia de las motocicletas nos resulta ya más familiar. Aparecen las Harley Davidson con su empuñadura para acelerar, su chispa de ignición y, algo después, los cambios de marchas. Las siguió la Scooter, con mejoras en el asiento del piloto, la introducción del sidecar para el uso familiar y su gran cilindrada.

Con la consolidación de su imagen y su eficiencia, la moto adquirió popularidad. Comenzaron a surgir las deportivas, de montaña, enduro y el largo etcétera que compone la historia de las motocicletas en la actualidad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s