MOTOS Y ATASCOS: MITOS Y REALIDADES

Qué puedes y qué no puedes hacer

Que las motos favorecen la circulación y ayudan a evitar los atascos es un hecho. Una de las ventajas de tener moto es que puedes evitar algunas de las aglomeraciones habituales en ciudad y en desplazamientos por carretera, pero no todas.

Las motos son un vehículo mucho más versátil que el coche y según los datos de Anesdor reducen el tiempo de desplazamiento entre un 50% y un 70% en comparación con un turismo. El resultado es que si todo el mundo usase las dos ruedas en lugar de las cuatro el tráfico sería mucho más fluido y habría menos atascos y también menos contaminación.

El problema es que cuando pensamos en movilidad asociada a las motos la mayoría nos imaginamos transitando entre coches en pleno atasco¿Es esto del todo legal? Vamos a repasar algunas de las cosas que se pueden y no se pueden hacer con la moto haya o no haya mucho tráfico.

Qué puedes y qué no puedes hacer

Circular entre coches

Circular entre dos coches es algo habitual para adelantar posiciones. Hay muchas ciudades que incluyen un espacio especialmente reservado para las motos en primera fila, lo que puede hacer pensar que avanzar entre dos coches es totalmente legal. La realidades que no siempre es así y como bien explican desde Circula Seguro la norma establece que para realizar un adelantamiento hay que dejar por lo menos 1,5 metros de distancia y adelantar siempre por la izquierda.

Existen algunas excepciones como cuando se circula por ciudad o cuando el adelantado va a girar a la izquierda. ¿Y en el caso de meterse entre los coches? La normativa establece un caso en el que sí podrá hacerse.

En su artículo 85 el Reglamento General de Circulación resume cómo deben ser las maniobras en el caso de los adelantamientos y establece que “cuando el adelantamiento se efectúe a cualquier otro vehículo distinto de los aludidos en el párrafo anterior, o tenga lugar en poblado, el conductor del vehículo que ha de adelantar dejará un margen lateral de seguridad proporcional a la velocidad y a la anchura y características de la calzada”. De aquí se desprende que con los coches parados la distancia de seguridad puede ser muy pequeña, casi mínima, porque no habrá riesgo.

Sin embargo, en cuanto los coches empiecen la marcha o haya el mínimo movimiento no se podría hacer. En este caso dependería además de la interpretación del agente el considerarlo o no como infracción y multarte.

Zigzaguear entre coches

En este caso se aplicará la misma normativa que acabamos de explicar. Dicho de otra forma, no se puede zigzaguear alegremente entre los coches, especialmente si al hacerlo se pone el riesgo la circulación y al resto de vehículos.

Lo que ocurre en estos casos es que a velocidades reducidas y en entornos de congestión o de tráfico dentro, la mayoría de policías suelen ser permisivos. Sin embargo, la normativa deja claro que las motos deben seguir las reglas generales y dejar espacio adecuado (1,5 metros) en los adelantamientos.

Circular por el arcén

Otra de las fórmulas para evitar atascos o de adelantar es circular por el arcén. ¿Es legal? NO. El arcén está reservado para determinado tipo de vehículos y las motos no son uno de ellos, así que por norma no podrás usar el arcén para adelantar. El reglamento prevé dos excepciones a la regla. La primera es cuando exista alguna avería en la moto y debas pilotar a velocidad reducida, en cuyo caso tendrás además que circular con las luces de emergencia.

También podrás usar el arcén cuando se habilita un carril adicional.

En el resto de casos, abandona la tentación de adelantar por el arcén.

Circular por el carril Bus-VAO

Estos carriles son casi exclusivos de las grandes ciudades donde el tráfico se congestiona a primera hora de la mañana para llegar al trabajo y a última, cuando es el momento de regresar a casa. Los carriles Bus-VAO o carriles para vehículos de alta ocupación, de ahí su nombre, están regulados por Ley y el objetivo del Gobierno es que todas las ciudades con más de 500.000 habitantes dispongan de ellos.

La legislación limita el uso de estos carriles a los siguientes vehículos: motocicletas, turismos y vehículos mixtos adaptables, y está prohibida, por tanto, al resto de los vehículos y conjuntos de vehículos, incluidos los turismos con remolque, así como a peatones, ciclos, ciclomotores, vehículos de tracción animal y animales.

En el caso de Madridsólo las motocicletas con más de 125 cc pueden acceder a estos carriles, mientras que en Córdoba está abierto a todas las motocicletas.

La solución del Carril-Moto

En España todavía está en fase de prueba, pero es habitual en otros países como en Colombia o México. Se trata de un carril específicamente creado para las motos. 

En Vigo han llegado a una solución intermedia que es crear un carril moto para que puedan acceder a las primeras posiciones en los semáforos en lugar de tener que zigzaguear entre vehículos. El experimento, anunciado en agosto, supone un carril adicional de 75 metros de longitud en la calle Venezuela con Gran Vía.

Cómo comportarte en atasco

Y una vez que tienes claro qué puedes hacer y qué no en atasco y por dónde adelantar. ¿Cómo debe comportarse el motero ante un atasco? Básicamente como un vehículo más, como si tratara de un coche. Y como ocurre con estos, no hay mejor consejo para un atasco que tener paciencia y permanecer atento. 

Cuando veas que hay un atasco o que el tráfico empieza a ser más denso, colócate en un lado del coche que te precede para evitar los puntos ciegos y dejarte además una vía de escapatoria en caso de frenazo. Del mismo modo, deja siempre una buena distancia de seguridad cuando la circulación es densa para evitar sorpresas y permanece muy atento a los espejos retrovisores.

En estas situaciones es importante estar todavía más concentrados en la carretera y el resto de conductores. Es normal que la gente se ponga nerviosa y actúe de forma imprudente, cambian de carril sin indicarlo correctamente o haciéndolo de forma brusca. Toma precauciones adicionales para evitar problemas.

una vez salgas del atasco no intentes recuperar el tiempo perdido corriendo más. Recuerda que esos momentos suelen ser unos de los más peligrosos porque desaparece la tensión propia del atasco pero aparecen las prisas y el ansia por llegar antes al destino.

 

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s